Conferencia de emprendimiento para la exportación

El miércoles 5 de junio tuve la oportunidad de participar en el “Seminario de emprendimiento, economía y productividad” organizado por los estudiantes de “Alianza Universitaria” en la Universidad Técnica de Manabí.
Mi ponencia debería hablar de “Estrategias de emprendimiento para la exportación”, y le organicé en torno a cinco ejes:

  1. Las especiales dificultades del empresario exportador y cómo se pueden solventar éstas en Ecuador.
  2. Los problemas de integración regional en América Latina. ¿Una oportunidad para Ecuador?
  3. La importancia de la importación. Una defensa del libre intercambio, y en contra de la obsesión por el dinero y la balanza comercial.
  4. Las cuatro desgracias manabitas. El cómo apreciar, valorar nuestros productos es imprescindible para comerciarlos.
  5. ¿Qué he de hacer yo para exportar o importar? La pasión por el comercio internacional.

Estos son los apuntes que realicé para apoyarme en la conferencia. No es ni una ponencia editada ni cómo realmente quedó al final la conferencia, si no tan solo mis apuntes. Pero espero que a muchos les sirvan y les sean útiles. Agradecería sus comentarios.

AFICHE SEMINARIO DE ECONOMIA UTM

Esquema de la conferencia sobre estrategias de emprendimiento para la exportación

  • En primer lugar quiero exaltar y reconocer la labor de los organizadores, los miembros de Alianza Universitaria, quienes, por decirlo en términos de lo que analizaré en mi conferencia, han realizado una gran labor empresarial de importación. Si Portoviejo fuese un país, si pusiésemos fronteras para poder medir lo que se importa o exporta a Portoviejo, entonces ellos han hecho una gran labor para importar conocimiento, para importar la sabiduría de los ponentes, enriqueciendo con ello el saber de Portoviejo. Y ello no ha sido sencillo, lo que han tenido que hacer ha sido tener un plan a largo plazo (desde febrero llevan trabajando en ello), ser tenaces, insistir, trabajar, solucionar los problemas que se les presentan, y lo más importante, prever, adivinar, intentar saber qué querrán los portovejenses, en este caso ustedes, que parece que sí que estaban dispuestos a pagar 20$ por oír estas conferencias del seminario, así que démosle valor a ese dinero con mi ponencia, que espero que lo valga.
  • Definición de empresario (Roberto Villacreses)
  • Definición de exportador
    • Aquel que satisface las necesidades de los ciudadanos de otro país.
    • Definición de empresario exportador.
    • El exportador se enfrenta a todas las dificultades del empresario, como empresario que es, y algunas más, yo voy a seleccionar cuatro:
  1. El exportador desconoce a su público, por lo que es más probable que fracase, que no acierte en los productos que le presentan. El exportador ha de anticipar qué desean unos extranjeros, un mercado que no habla su lengua, que no tiene conocimiento de sus hábitos. El exportador ha de prever (pues esa es una de las claves de la exportación, en general de la empresarialidad, esto es, de anticipar lo que los ciudadanos querrán en el futuro, pues el empresario invierte hoy, con la idea que tuvo ayer, para obtener beneficios -si acierta en su venta- mañana).
  2. El exportador además ha de enfrentarse a la incertidumbre que le genera el tipo de cambio, esto es, el exportar ha de lidiar con otras monedas, por lo que su beneficio se puede convertir en pérdida si además de prever bien qué querrán en otros países no es capaz de prever bien cómo evolucionarán las monedas de los distintos países. Puede que el suyo sea un producto a un precio competitivo que quieran en el otro país pero que los tipos de cambio le arruinen el negocio. El tipo de cambio es una de las principales incertidumbres, y por tanto dificultades a las que se enfrentan los exportadores.
  3. El exportador ha de traspasar fronteras, donde hay aduanas. Las fronteras son las barreras que crean los Estados en las arbitrarias líneas que los separan, y donde pueden reclamar o un arancel, o una barrera no arancelaria (el impedir la entrada de la mercancía por otra razón), o un cupo (sólo permitir entrar un cierto número de unidades). Es por eso que es más complicado exportar que trabajar en el mercado nacional.
  4. Pero es que una vez que la mercancía está en el otro país no se acaban los problemas para el exportador sino que ha de adecuarse a las normas y las leyes de ese país. Eso hace todavía más complicado exportar, pues normalmente uno desconoce la legislación del otro país, por eso normalmente se recurre o a un agente aduanero, o a un socio local, o simplemente se vende la mercancía en la frontera. Eso hace que el beneficio del exportador no suela ser tan grande como el beneficio si siguiese toda la cadena de distribución.
  • Pero sin embargo Ecuador tiene una posición privilegiada para solventar algunos de estos problemas.
  1. Ecuador está situado en el centro de América Latina, un continente en gran crecimiento, que habla el mismo idioma (o uno muy parecido pues aunque todos entendemos lo que dicen los brasileros, ¿quien entiende a los argentinos?). Pero es que además Ecuador cuenta con la diáspora ecuatoriana de 14.790.000 ecuatorianos 1.150.000 están en el extranjero. Todos estos desplazados, que muchos de ellos ya conocen la cultura de su país de destino, el idioma, los deseos de sus nuevos conciudadanos y pueden ejercer como cabeza de puente para las exportaciones ecuatorianas.
  2. Ecuador cuenta con la economía dolarizada. El dólar es la moneda por excelencia del comercio internacional, por lo que la incertidumbre de tipo de cambio se palia en cierta medida, de tal manera que es más sencillo exportar desde Ecuador que desde cualquier otro país del mundo. La dolarización es una de las mayores ventajas competitivas de la economía ecuatoriana.
  3. Para solventar los problemas aduaneros tan sólo se tiene que agilizar sus aduanas, y pedir en tratados de reciprocidad, o a través de acuerdos multilaterales que otros países hagan lo mismo. Hasta donde a mí se me alcanza (por aquello que he leído en las noticias), Ecuador ya está intentando agilizar el trámite aduanero. Además Ecuador ha conseguido, por ejemplo, que se reduzca el arancel de camarón en EEUU y recientemente ha “ganado la batalla del banano” (nunca dejará de sorprenderme cómo le gustan a los analistas económicos el lenguaje bélico), por el que se ha reconocido menores tasas aduaneras a los productos ecuatorianos.
  4. Sin embargo Ecuador todavía reclama bastantes documentos y certificaciones para exportar a sus propios nacionales. De tal manera que para exportar productos como el café o el cacao se han de obtener diversos permisos. Es una ardua tarea el conseguir todos los permisos que son necesarios para poder realizar una exportación de manera legal en el Ecuador. Todavía hay demasiados permisos, demasiados documentos que presentar por duplicado y notarizados.
  • Para hacer que los permisos en las fronteras sean más fáciles, y también para rebajar los aranceles que otros países cobran a los productos ecuatorianos por entrar en su territorio es para lo que se firman los acuerdos comerciales, o los tratados de libre comercio, o los acuerdos de integración entre países. En estos acuerdos un país se compromete a reducir los aranceles que cobra a los países de otro país, y este a su vez se compromete a reducir los aranceles que cobra, es un acuerdo recíproco de mutuo interés.
    • Además los acuerdos de Libre Comercio o de integración regionales permiten que un país reconozca las normas (normalmente fitosanitarias) del otro país. De tal manera que con cumplir con la normativa de producción y etiquetación y condiciones de trazabilidad y demás de mi país es suficiente, pues mis productos me serán reconocidos en el país de destino sin mayores trabas o trámites burocráticos.
    • Todavía le queda mucho camino por avanzar a Ecuador en materia de acuerdos de libre comercio y de integración regional. Cuantos más acuerdos de libre comercio o cuánto más profundos sean éstos menos difícil le será a los ecuatorianos exportar, y por ello mayor riqueza se incorporará al país.
    • Esta situación es especialmente grave en un momento en el que se está liberalizando el comercio en la región, en un momento en el que los países que podrían ser competencia de Ecuador, u objetivo de sus importaciones o exportaciones están firmando acuerdos por el que reducen los aranceles de hasta el 90% de sus mercancías, ¿cómo va a ser capaz de exportar algún ecuatoriano a un país de éstos si los países integrados no han de pagar aranceles que pueden encarecer el producto un 5%, un 10% un 20%?
    • Es por ello que la integración regional es un activo para lograr el crecimiento económico y el desarrollo de los países. La integración regional, esto es los acuerdos de colaboración y comercio entre los países, permiten facilitar —y por ello incrementar— las exportaciones, esto es, el bienestar de los ciudadanos del país exportador y del país importador.
      • Por desgracia América Latina hasta ahora ha sido incapaz de hacer un acuerdo de integración regional. En realidad esto es falso, en América Latina lo que hay son demasiados acuerdos de integración (hasta diez cuento yo pero alguno se me puede escapar), pero si hay tantos es porque ninguno de ellos es realmente operativo. Estos son:
        •  ALBA
        • UNASUR
        • MERCOSUR
        • ALIANZA DEL PACÍFICO
        •  OEA —ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS—
        • CAN —COMUNIDAD ANDINA—
        •  ALCA —ACUERDO DE LIBRE COMERCIO DE LAS AMÉRICAS—
        • CELAC —COMUNIDAD DE ESTADOS LATINO AMERICANOS Y CARIBEÑOS—
        • ALADI —ASOCIACIÓN LATINO AMERICANA DE INTEGRACIÓN (fundada en 1980)—
        • ASOCIACIÓN DE ESTADOS DEL CARIBE
  •  Ninguno con una funcionalidad exitosa y ninguno convierte a América Latina en un actor a nivel internacional.
  • El lograr una integración regional funcional y fructífera para el intercambio —incluido el intercambio comercial— entre las naciones de América ha de ser uno de los objetivos prioritarios para el continente.
  • Ecuador se encuentra en una posición privilegiada para liderar esa integración que se ha de producir entre países, entre naciones, al margen de las ideologías, poniendo lo que en común tienen los países y no lo que en común tienen unos u otros gobiernos, un proyecto institucional, continental, no gubernamental, no político; a largo plazo, no centrado en el corto-placismo.
  • Un proyecto que Ecuador reúne unas condiciones inmejorables para liderar, y que podría aglutinar a otras naciones más grandes como Bélgica hizo en Europa. Un país pequeño pero con suficiente peso específico como para ser un actor válido, un país situado justo en el centro del continente, más o menos equidistante de los grandes, y un país con lazos estrechos con casi todos ellos, lo que pueda evitar susceptibilidades. ¿Será capaz Ecuador de asumir este reto?
  • Pero para ello hay que realizar una fuerte apuesta por el comercio, por el intercambio, por el creer que tanto el dar a otras naciones nuestros productos y servicios es bueno… tan bueno como el recibir los productos y servicios de otras naciones, fabricados en otros lugares.
    • Por eso es importante valorar también la importación como motor de crecimiento y bienestar para los ciudadanos. Si exportar es vender a ciudadanos de otros países aquellos productos o servicios que se fabrican en el nuestro y que desean en el extranjero, importar es comprar los bienes y servicios que se fabrican en otros países y que desean disfrutar los nacionales de nuestro país.
    • La exportación es la otra cara de la importación, y la importación de la exportación, no puede haber la una sin la otra.
    • De hecho, ¿cómo puede haber alguien que diga que la importación no es importante? “IMPORTACIÓN” se parece mucho a IMPORTANTE ¿no? La importación, es, por obvias razones, también muy importante para la economía.
    • Ayer mismo les presentaban un extraño gráfico en el que aparecía que no había relación entre apertura comercial y PIB per capita, esto es, entre cuánto comercia un país y el bienestar de los ciudadanos. Un extraño gráfico que aporta extraños datos que no pueden si no dejarnos estupefactos, ¿entonces es más rico un país cuánto menos comercia, una familia más rica cuánto menos intercambia, una empresa cuánto menos compra o vende es más próspera? La idea de que el cierre de fronteras es bueno para la riqueza no es sostenida por casi ningún economista, en tal caso dirán que es bueno en el corto plazo para proteger “la industria naciente”, pero en ningún caso dirán que es bueno, si no que es un mal menor que hay que adoptar por un periodo de tiempo de “esta fase de desarrollo”.
    • Por un lado no tiene ningún sentido pedir a otras naciones del mundo que nos compren nuestros productos pero impedirles venderles los suyos, es un absurdo además de un sinsentido. El peor problema no es que saldremos nosotros perjudicados pues probablemente en reciprocidad nos impedirán a nosotros vender nuestros productos en sus países; el peor problema es que saldremos nosotros perjudicados ya que no podremos comprar sus productos. El no poder importar es el problema, más allá del no poder exportar por la reciprocidad.
    • La mayor parte de lo que nosotros consumimos procede, de una u otra manera, de la importación. Nuestra ropa, nuestros móviles, nuestros carros, este mismo equipo
    • Hay personas que manifiestan que se deberían limitar, impedir, gravar, tasar, o dificultar las importaciones. A esas personas yo les digo: desnúdese. Muestre con su ejemplo que usted está en contra de las importaciones, y cuando sea capaz de vestirse con productos que estén totalmente fabricados en el país, pero lo que es más, que las máquinas con las que están fabricados estén totalmente fabricados en el país, y todas las materias y los tintes y los productos y los camiones que los transportan y todo el proceso productivo sea fabricado en el país, entonces creeré su discurso.
    • Puesto que no hay ni un sólo país en el mundo que sea a día de hoy capaz de fabricar las prendas de ropa enteramente en ese país, y no hay en una economía tan globalizada prácticamente ni una sola prenda de ropa en la que no intervengan productos de otros países en su fabricación, no tiene ningún sentido hablar en contra de las importaciones vestido, y todo aquel que lo hace es un hipócrita. Primero que no use productos importados, y luego diatribe contra ellos.
    • Al fin y al cabo quien quiere impedir la importación, tasarla con aranceles, limitarla con cupos, o dificultarla con trámites lo que quiere es que ustedes no puedan comprarse un teléfono móvil o sea éste mucho más caro, no puedan comprar ropa de otros países, no puedan comprar un carro o sea el doble de caro, o no puedan comer comida que venga de fuera. Esos son los efectos reales de la limitación de importaciones: que sea el doble de caro un teléfono móvil en Portoviejo que en EEUU.
    •  Y es que esta es una de las más importantes características de la globalización, el que todos los productos están interconectados, que todo producto que se exporta se exporta pues hay otros que se importan y permiten fabricarlo en el país. Que todo proceso productivo está tremendamente entrelazado y lo que es importación permite la exportación de otros productos, y lo que es exportación permite la importación.
    • Pero este proceso de imbricación global, la globalización, este proceso por el cual todos los productos que se hacen en un país se pueden fabricar gracias a que se importaron productos o maquinaria o servicios fabricados en otro país, y el resultado se exporta a otro país distinto, este proceso por el cual todos los procesos productivos son multinacionales y son complejos y hacen que las mercancías vayan de lado a lado enriqueciéndonos a todos es en contra del que están los que quieren impedir la importación.
    • Todo lo que se exporta en el fondo se ha de importar, y es que el flujo de dinero que entra como intercambio de mercancías en un país con la exportación es el mismo dinero que sirve como medio de cambio para comprar en un país con la importación.
    • La acumulación de dinero no es un objetivo en sí mismo como creen los mercantilistas. Los mercantilistas son esos economistas que están obsesionados por el dinero y que tan sólo ven dinero en las relaciones comerciales, esto es, que dónde los demás vemos unas mercancías que salen y un dinero que entra; ellos sólo ven un dinero que entra, obviando la mitad de la relación, al igual que cuando se produce una importación los mercantilistas tan sólo ven el dinero que sale del país y no las mercancías que entran y que los ciudadanos del país desean utilizar y por ello solicitan comprar en el extranjero.
    • Esta obsesión por el dinero por el dinero tiene consecuencias nefastas, como tuvo la obsesión por el oro para el rey Salomón. Y es que la acumulación de dinero dentro del país tan sólo provoca inflación, no crecimiento.
    • Por ello, para cambiar la matriz exportadora de Ecuador lo prioritario es cambiar la idea de matriz exportadora que consiste en exportar, lo importante es el intercambio con otras naciones.
  • ¿Qué productos hay en Manabí que se puedan exportar? No lo sabemos, sabemos que productos ha exportado Manabí de manera tradicional. Manabí podrá exportar en el futuro cualquier producto. Ese es el reto de ustedes, los jóvenes manabitas que han de crear los productos que creen que demandarán en el extranjero en el futuro.
  • Pero lo que es imprescindible para exportar, esto es para que otros compren el producto que les vendemos, que producimos aquí, es valorarlo, lo que es imprescindible para que otros aprecien, paguen un precio por nuestros productos es que nosotros los apreciemos, los valoremos. Y eso es precisamente lo que más se echa en falta en Manabí para poder exportar: una apreciación, una valoración por los propios productos.
  • Les puedo hablar de cuatro desgracias manabitas, esto es, de cuatro productos que Manabí ha exportado, podría volver a exportar con gran valor agregado, pero que dado que los propios manabitas no lo aprecian es imposible pensar que otros los apreciarán como pagar un precio por ellos.
    • La desgracia del café en Manabí. ¿Cómo es posible que en Jipi-Japa, la “sultana del café” no haya ni una sola cafetería en la que se pueda tomar un buen café, un café manabita bien elaborado, un café de calidad? ¿Cómo pretender que en otros países consuman nuestro café si ni en Jipi-Japa se consume un buen café de Manabí? La industria cafetalera manabita se ha echado a perder con unas productividades de cinco quintales por hectárea mientras que en Colombia se llega a alcanzar hasta veinticinco quintales por hectárea. ¿A qué es debido esto? Se dan muchas explicaciones pero ninguna parece ser satisfactoria. Exactamente lo mismo que ocurre con el cacao como nos comentaron ayer el representante de ProEcuador sobre el cacao en Manabí, que no hay ni una empresa que produzca cacao en barra que pueda ser exportado en Manabí y sin embargo sí que hay buenos cafetaleros en Manabí.
    • Otro de los productos más característicos de Manabí es la tagua. No es que la tagua sólo se trabaje aquí, pero sí que es cierto que aquí se trabaja de manera muy elaborada, con unos niveles de sofisticación por parte de sus artesanos, especialmente en Sosote destacables y difícilmente igualables. En Sosote más de 300 familias de 900 elaboran productos de tagua que exportan a muchos lugares del mundo. Pues teniendo una artesanía tan bella, tan elaborada y tan válida aquí al lado, la pregunta que les hago es: ¿Cuántas de las señoritas aquí presentes llevan una figura de tagua? ¿Cuántas adornan su bella figura con una hermosísima figura de tagua? ¿Cómo pretender que otras mujeres en otros lugares del mundo utilicen la tagua para estar más bellas si las bellas mujeres manabas no lo utilizan ellas mismas? Es imposible exportar y cobrar un precio por lo que no se aprecia, es imposible sacar valor añadido a lo que uno no considera que tiene valor. Lo indica la teoría económica de las preferencias reveladas, que se puede resumir en un “no me digas lo que te gustaría o lo que crees que sería mejor. Dime lo que haces”. Que tus hechos son los que revelan cuáles son tus verdaderas preferencias, no tus palabras y lo que digas que te gustaría. Pues la teoría de las preferencias reveladas nos indica cuál es el valor que las manabitas otorgan a la tagua.
    • Las playas de Manabí son también una desgracia para la exportación en Ecuador. Unas playas que son un privilegio natural, un regalo de la naturaleza a los manabitas, y que sin embargo no parecen aprovechar en todo su potencial para sacarle rendimientos económicos, y es que no parecen ser valoradas en todo su potencial para poder atraer turistas (el turismo se considera exportación de servicios ya que se introduce en el país sus divisas). Sin embargo los propios manabitas no cuidamos las playas, no las tenemos limpias, no las respetamos, no las conservamos. ¿Cómo van a venir personas desde el extranjero a disfrutar de las playas manabas si los manabas no cuidamos nuestras playas?
    • Pero probablemente la peor desgracia de Manabí es la desgracia del sombrero de Panamá, del sombrero de paja toquilla, del sombrero de Monte Christi… ni tan siquiera puedo nombrarlo de tal manera que se identifique como ecuatoriano o como manabita. La denominación de origen es una manera de diferenciar el producto, normalmente por calidad y por tanto de poder cobrar más a quien paga un precio por él. Sin embargo con el sombrero de Panamá se ha perdido la identificación del producto con la tierra que lo produce a nivel internacional. Pero lo que es peor para Manabí, la región que produce la paja toquilla ni tan siquiera es capaz de vender el producto cuando se vende a nivel nacional, que es desde Cuenca desde dónde se exporta casi todos los sombreros de paja toquilla, y apenas se conoce que su procedencia suele ser manaba, y que gran parte de la producción procede de Monte Christi. Pero si ni los mismos manabitas usamos el sombrero de Panamá, si en esta sala que puede haber más de 400 personas, o en esta universidad que hay más de 5.000 no he visto todavía ni un sombrero de Panamá, ¿Cómo pretender reclamar la territorialidad de aquello que no se usa en el territorio? ¿Cómo pedir que los demás valoren como nuestro lo que nosotros no valoramos ni usamos?
    • Es esta falta de aprecio, de valoración de los productos propios lo que hace aún más difícil la exportación, como es la ausencia de deseos de mejorar la vida de nuestros coterráneos, de proporcionarles la oportunidad de disfrutar de los productos que otros disfrutan fuera lo que frena la iniciativa empresarial importadora.
    • Esto y los múltiples trabas, impedimentos y dificultades que suele poner el gobierno a la importación o exportación incluso, pues aunque suele decir que la promueve la realidad es que la dificulta con sus acciones. No es fácil pasar las fronteras, así sea con la ayuda de los organismos estatales que apoyan la exportación y superar las aduanas, las aduanas que otros organismos estatales implantan.
    • Por ello lo único que podemos decir que para mejorar la matriz exportadora de Ecuador, que en estos momentos está basada en básicamente exportar petróleo (un 50%) y productos agropecuarios, lo que hay que hacer es no obsesionarse con la exportación si no con el intercambio, y no apostar por uno u otro sector, pues no sabremos qué sector será el que realmente triunfe o aquel que se pueda revelar como el más rentable.
    • Hay que analizar al mismo tiempo la matriz importadora, que ya hemos explicado que es la contrapartida, el contrapeso necesario de la exportación, y vemos que en Ecuador está mucho más diversificado, y que prácticamente todos los productos y servicios ofrecen importantes posibilidades de crecimiento, hay muchísimo por importar a Ecuador, como Ecuador tiene muchísimo por exportar, el problema es que no sabemos qué exactamente será lo que mayor aceptación tendrá ni aquí ni en el extranjero.
    • Y es por esa incertidumbre por lo que se revela como algo importantísimo el error, esto es, el dejar a cada importador o exportador o re-exportardor que tenga una idea sobre lo que se debería exportar que lo intente, que lo intente, que invierta, y si triunfa beneficiarnos todos con su triunfo por el proceso de imitación, y si fracasa sea él quien asuma los costes de su iniciativa. Pues no sabemos qué será lo que se habrá de exportar en el futuro hasta que alguien lo intente y lo descubra, como no sabíamos que la tagua podía ser un buen producto de exportación que da trabajo a más de 300 familias en Sosote hasta que el ingeniero Solari, un francés, se le ocurrió comenzar a exportarla.
    • Lo importante para el desarrollo económico no es fomentar tal o cual industria exportadora, pues eso supone creer que se sabe qué querrán los ciudadanos extranjeros, y además supone concentrar esfuerzos (justo lo contrario de lo que se dice que se quiere, que es diversificar), por ello lo que hay que hacer es permitir la libertad de los exportadores o importadores de probar qué productos triunfan, o no. Ya que el coste de sus iniciativas si fracasan lo asumen ellos, el beneficio toda la comunidad. Esa es la diferencia fundamental entre querer fomentar una industria exportadora o dejar que la prueba y el error nos muestren cuál es mejor. En un caso el empresario se lleva los beneficios y distribuye el riesgo (o la pérdida) entre los ciudadanos a través de subvenciones y ayudas, en el otro el empresario asume la pérdida, pero distribuye los beneficios a través de empleos y conocimientos.
  • ¿Qué he de hacer para exportar o importar?
    • Lo primero de todo es tener la idea, intentar saber qué querrán los extranjeros en el futuro. El imaginarme qué pueden valorar, desear, querer o los extranjeros de nuestra tierra, o nuestros coterráneos del extranjero.
    • Para ello, ya lo he dicho repetidamente, es fundamental valorar los productos que quiero exportar o importar.
    • Los precios son fundamentales para indicarnos lo que se puede apreciar o lo que puede ser un buen negocio. Los precios son un sistema de información poderosísimo, probablemente el sistema más poderoso que nos proporciona la economía, por eso el conocer los precios, el conocer cuánto se paga en otros países por ciertos productos, y cuánto se paga en mi país por los productos que utilizo es fundamental para poder exportar o importar. Ustedes han de tener una concepción clara de cuáles son los precios en Manabí, en otras partes de Ecuador y en ciertas partes del extranjero. ¿Cuánto se paga por un electrodoméstico en Perú? ¿Cuánto por una comida en Alemania? ¿Cuánto por un móvil en EEUU? Ustedes han de tener una idea aproximada de todos estos precios.
    • Para convertirse en exportador hay dos procesos, uno tedioso, burocrático, que es todo aquel de dar de alta la empresa, solicitar el RUC en el IRS, registrarse en el registro de exportadores/importadores y demás. Un proceso del que yo desconozco los detalles pues son tremendamente aburridos y complejos, pero que se ha de rellenar para cumplir con la ley… se han de rellenar para cumplir con la ley o no, ya que muchos de los exportadores de pequeñas cantidades de artesanía de Sosote, por ejemplo, trabajan de manera informal. Tan sólo hay tres exportadores registrados en Sosote en el programa Exporta fácil del que nos hablaban ayer, y quiero pensar que habrá muchos más exportadores allá, no es cuestión de estar registrado o reconocido como exportador el exportar, sino de cumplir con los elementos claves de la exportación.
    • Pero la parte realmente apasionante de exportar o importar es la de desear poner un bien o servicio que no existe en el otro país o en mi país a disposición de mis conciudadanos o de los extranjeros que lo soliciten. Es tener una idea de qué puede hacer falta en uno u otro lado, es apasionarse con esa idea, es querer ese producto, es luchar por ello, por trasladarlo, por transportarlo, es querer con todas tus ganas que otros lo puedan querer y tener tanto como tú lo quieres, que lo valoren otros como lo valoras tú. En definitiva, es querer hacer feliz a los demás proporcionándoles la posibilidad de tener o utilizar algo que quieren y que hasta ese momento no podían disfrutar en su país o en nuestro países.
    • Exportar o importar es hacer feliz a los demás más allá de las fronteras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s